Aficionados en el partido de Nicaragua y Bolivia. LAPRENSA/ NAVARRETE

¿Cómo viven las barras de Managua FC y Real Estelí la final a puerta cerrada del futbol nicaragüense?

Por primera vez en la historia del futbol nicaragüense los gradas estarán vacías en una final, pero los aficionados buscarán la forma de permanecer cerca de sus equipos

Las mantas, papeles y humo de diferentes colores que adornan los estadios en una final desaparecieron esta temporada en el futbol nicaragüense. El Managua FC y Real Estelí definen el título sin aficionados porque los partidos se disputan a puerta cerrada para evitar mayor contagio del Covid-19, que registra 16 casos positivos y cinco fallecidos en Nicaragua.
Puede interesarte: El jugador que Real Estelí trajo por primera vez a Nicaragua se convirtió en su peor pesadilla
El campeón de la Liga Primera se conocerá este sábado en el Estadio Nacional donde ninguna de las barras de los conjuntos tienen permitido acercarse. De hecho, la directiva de la Liga tiene previsto enmallar o poner mayor seguridad en el Mokorón, un lugar donde algunas aficionados se reúnen para ver los juegos.
«Ha sido triste no estar en cada uno de los partidos del equipo, es muy difícil no estar en la gradería apoyando nuestro equipo como se lo merece», apunta Erick González, representante de la barra Pasión Azul del Managua FC. «No hemos dejado de apoyarlo desde nuestra casas, algunos desde el Mokorón. La mayoría de la barra se reúne en una casa para ver el juego y este sábado no será la excepción», manifiesta el portavoz de la barra que cuenta con más de 80 miembros.
Además lea: El desliz que frenó la progresión de la revelación juvenil de Liga Primera
Los aficionados del Tren del Norte preparan su fiesta particular desde la distancia. «Tomando las medidas necesarias (las mascarillas respetando la distancia) estamos organizando verlo de manera virtual en la plaza parque desde las 5:00 p.m., donde estaremos alentando y esperando que el Tren se corone campeón», señala Skarleth Toruño, integrante de la comisión de seis personas que trabajan para organizar la barra Kamikaze.
Al concluir el partido, ninguna de las barras tiene previsto reunir en algún punto para festejar el título por razones de seguridad.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: