Albert William lanzó con los Mellizos de Minnesota en las Grandes Ligasde 1980 a 1984. LA PRENSA/ARCHIVO

Albert Williams debutó hace 40 en las Grandes Ligas y casi lo hace en un duelo con Dennis Martínez

Probablemente solo la familia de Williams se dio cuenta al instante de su ascenso a las Mayores.  Algo imperdonable en esta época de información al instante.

Al mismo tiempo de la aparición de la palabra internet, pero lejos del sistema de comunicación que tenemos ahora, el lanzador costeño Albert Williams hizo un debut silencioso en las Grandes Ligas con los Mellizos de Minnesota, el 7 de mayo de 1980 en el Memorial Stadium de Baltimore frente a los Orioles, el equipo de Dennis Martínez.
Probablemente solo la familia de Williams se dio cuenta al instante de su ascenso a las Mayores.  Algo imperdonable en esta época de información al instante o en vivo. Fue hasta un par de semanas después que el periodista Edgard Tijerino lo descubrió al revisar los box score de publicaciones internacionales que recibía vía correo aéreo con varios días de retraso por el envío.
Lea además: Muere ahogado el último jugador MVP del Bóer en una Serie Final
Quizá hasta el propio Dennis se sorprendió de encontrar a Williams en el equipo rival cuando la serie entre los Mellizos y los Orioles inició lunes el 5 de mayo. De hecho, el costeño fue apenas el tercer nica en el mejor beisbol del mundo. Dennis llegó en 1976 y Antonio Chévez se tomó su tacita de café con los Orioles en 1977, así que el curvista granadino estuvo solo en el Big Show hasta la aparición del derecho de Laguna de Perlas.
A pesar que solo eran dos nicas en las Grandes Ligas, por poco se encuentran. Williams debutó un día antes que le tocara el turno en la rotación a Dennis, quien había iniciado partido el 4 de mayo en Texas y volvió a la colina el 8 en Milwaukee ante los Cerveceros.
Así que Dennis no tiró en la serie contra los Mellizos en Baltimore.  A Williams le tocó lanzar en el tercer juego y último de la serie contra los Orioles, un miércoles 7 de mayo y no tuvo decisión en la derrota 8-6 de su equipo.
Williams explotó en el cuarto inning sin poder sacar out y su labor completar fue de tres episodios de siete hits, incluyendo un jonrón de Terry Crowley, con cuatro carreras limpias, sin bases por bolas y dos ponches. Dejó el partido perdido 4-1, pero los Mellizos empataron 6-6 en el octavo, aunque en el mismo cierre los Orioles tomaron ventaja definitiva de 8-6.
Williams tuvo un estupendo inicio de juego al retirar sin problemas las dos primeras entradas, esquivando un sencillo de Mark Belanger en el primer inning.
Sin embargo, en la tercera entrada y dos outs, después que Kiko García dio hit pero fue atrapado robando, Al Bumbry dio sencillo y anotó con doblete de Belanger, quien a su vez cruzó el plato con un doblete de Ken Singleton. Eddie Murray falló en elevado al bosque izquierdo, pero los Orioles ya habían tomado ventaja de 2-0.
Los Mellizos se acercaron 2-1 en el inicio del cuarto, pero Terry Crowley saludó a Williams en el cierre con un cuadrangular y el costeño explotó al permitir un sencillo de John Lowenstein. El relevista John Verhoeven recibió un doble de Rick Dempsey que impulsó a Lowenstein, para la cuarta carrera contra Williams, quien hizo una apertura más antes de ser enviado de regreso a Triple A, sin embargo a finales de julio volvió a las Mayores para quedarse ahí el resto de la temporada.
Williams cerró fuerte con cuatro triunfos y un juego sin decisión en sus últimas cinco salidas de la campaña, tres de ellas de juego completo, lo que dejó su balance en 6-2 y su efectividad en 3.51.
El primer triunfo de su carrera fue ante los Medias Rojas de Boston, el 27 de julio en un relevo largo de seis entradas de dos hits y una carrera.
Este fue el inicio de una carrera de cinco años de Williams en las Grandes Ligas, todos con Minnesota, que incluyó abrir el juego inaugural de la temporada de 1984, o sea convertido en el líder del staff.
Williams se retiró con 35 victorias y 38 derrotas, más efectividad de 4.24 en 642.2 entradas, a lo largo de 120 juegos, 97 de ellos como abridor, y aunque tenía una poderosa bola rápida, solamente abanicó a 262 bateadores.

Cara a cara

Dennis Martínez y Albert Williams se vieron las caras en un mismo partido por primera vez el 18 de mayo de 1982, en el Memorial Stadium, de Baltimore.
Fue el primer duelo de dos nicas en las Grandes Ligas, pero ambos salieron sin decisión en el triunfo de Minnesota 8-7 sobre Baltimore.
Dennis apenas aguantó 2.1 entradas con seis hits y tres carreras, sin bases y dos ponches, mientras que Williams caminó 3.1 episodios de seis imparables, tres anotaciones, dos boletos y no ponchó. Así que dejaron el juego 3-3.
El 8 de abril de 1984 en Minnesota, Williams se apuntó la victoria de los Mellizos 7-3 sobre los Orioles, con labor de siete innings, seis hits, tres carreras, tres bases y tres ponches. Dennis lanzó, pero como relevista de Jim Palmer. Entró en el quinto episodio y caminó tres entradas de cuatro hits y una carrera.
La tercera vez que se encontraron fue el 4 de julio de 1984, de nuevo en Minnesota, pero esta vez Dennis fue más que Williams venciéndolo 6 por 4.
Dennis tiró seis inning de cinco hits y tres carreras y Williams no corrió lejos, con 3.2 entradas de cinco imparables y tres anotaciones.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: